HORROR FASCISTA EN VILLORUELA — BORRADO?

Una historia de crímenes del fascismo espanol, si nos hacia falta recordarnos de nunca jamás dar les la oportunidad de alcanzar el poder de nuevo.  Y nos demuestra además que el fascismo nunca fue vencido en el Estado espanol, sin hablar de haberlo despedido.  Sin entender esa verdad no es posible arreglar las problemas del ahí.

He traducido este relato al inglés y subido separadamente. 

Diarmuid Breatnach

El miedo asoló Cantalpino, donde las hordas falangistas mataron a una mujer y a 22 hombres; donde se robó y violó. La señora Alejandra cuenta la historia y sus ojos parecen mirar hacia dentro de si misma: “ Aquí asesinaron a muchos y a la Eladia Pérez, la Jaboneta, también. Fueron a buscar a su hijoGuillermo, a quien «pasearon» más tarde, y ella no quiso abrirles; así que el Cagalubias le disparó y la mató; luego la llevaron al cementerio y su cuerpo no cabía en la hoya y el Cagalubias le cortó la cabeza con la pala…los asesinos fueron gente del pueblo y forasteros, falangistas, curas, frailes y hostias. El cura, era de lo peor, daba la bendición a los «paseos»..También les cortaron el pelo al cero a unas cien mujeres y, lloviendo y todo, las sacaron en procesión, la música tocando y los falangistas gritando arribaespaña y vivafranco y… ¡me cago en la madre que los parió!..”

Alejandra sigue con su relato: “..A mi me hicieron muchas, a otras las violaron..A mi me violaron 5 falangistas, sacaron de la cama a mi marido, que en paz descanse, el pobre, y le plantaron una pistola en el pecho, y allí, delante de él, me violaron. Unos me tenían cogida por los brazos y otros, por las piernas, y aquí Santa Inés, a lo que quieran hacer, y las pistolas encima de la cama en presencia de mi Desiderio ¡El pobre Desiderio! Además nos robaron todo lo que pudieron..Si, si, eran de aquí, de Cantalpino. Por desgracia, esta violación no fue un hecho aislado. En Poveda de las Cintas, a pocos kilómetros de Cantalpino, la historia se repitió, esta vez con la mujer del secretario del ayuntamiento..”

El 24 de agosto de 1936 la sangre no paró en Cantalpino, la impunidad de los asesinatos animó a los franquistas. Esa misma tarde se presentaron en Villoruela, a menos de 10 kilómetros de Cantalpino, 3 falangistas acompañados por fascistas vecinos del pueblo: Detuvieron a las siguientes personas: Eustasio Ramos (51 años), Elías Rivas (43), los hermanos Leonardo (43), y Leoncio Cortés(41), Daniel Sánchez (35), Esteban Hernández (29) Francisco García (25) y Benigno Hidalgo (18).

Los fascistas dieron contestaciones de carácter criminal a los familiares de los detenidos cuando iban a buscarles a sus casas: A la mujer de Leonardo Cortés le preguntaron que dónde estaba su marido; ella respondió que no sabía y le contestaron: “No se preocupe, que aunque esté bajo tierra le encontraremos”. Daniel Sánchez había estado jugándose la vida para salvar la de otras personas con sus mulas y su carro para cruzar la riada de la era, sin tener en cuenta de qué color ni de qué partido eran. Cuando le fueron a buscar a casa les dijo la mujer: “Esperen ustedes, que se está quitando la ropa, está todo calado”; la contestación fue: “No se preocupe usted, que lo mismo le va a dar”. Cuando fueron a la casa de Esteban Hernández, les dijo su madre: “esperen, que no tiene calcetines”; la contestación fue: “no se preocupe, que no le van a hacer falta”. Cuando fueron a buscar a Benigno Hidalgo, les dijo su madre: “le tengo que poner una inyección”; “no se preocupe usted, se la vamos a poner nosotros”, le contestaron.

Una vez capturados, quedaron arrestados en el Ayuntamiento atados de pies y manos con cuerdas. Los componentes del Ayuntamiento convocaron una reunión y decidieron que los 8 detenidos debían ser fusilados. Así amarrados, los hicieron subir a un camión en Villoruela, ya pasada la medianoche, y los trasladaron al término de Salvadiós, un pueblo de la provincia de Ávila. Allí, en un cruce de caminos, los fusilaron y los dejaros tirados en una cuneta. Allí mismo los enterraron unos vecinos de Salvadiós. Los asesinos fueron 7 del pueblo, el que llevaba el camión y los 3 falangistas forasteros.

Dos de las mujeres de los detenidas, María Engracia Cortés y Angeles del Pozo, se fueron a pedir ayuda a las monjas del convento. Contaron a las monjas lo que estaba pasando y ellas contestaron que aquello era una cruzada, y que si no habían hecho nada por qué habían estado huyendo, a lo que muy acertadamente las vecinas citadas contestaron: “A Jesucristo también lo persiguieron y por nada lo crucificaron”.

Jaime Cortés, hijo de uno de los fusilados contaba que “..después del sufrimiento que causaron, los fascistas nombraron entre los vecinos del pueblo una guardia llamada cívica para controlar nuestras salidas de casa, las demostraciones de sufrimiento. Nos pasábamos las noches enteras llorando con mi madre y mis abuelos en la cocina..hace falta tener mucha paciencia y resignación para convivir toda una vida con los criminales que fusilaron a tu padre..tuvimos que pasar por calamidades y sufrimientos..he tenido siempre muy presente una frase que mi madre nos decía con mucha frecuencia: “Hijos, no quiero veros nunca con las manos manchadas de sangre”…los únicos motivos por los que los fusilaron tuvieron fueron la forma de pensar diferente al franquismo, es decir, por defender la libertad, los derechos de los trabajadores, la seguridad social y la educación..los fusilaron por defender el derecho más grande de toda persona: la libertad..”

Desde la fecha 15 de agosto de 1936 al 16 de junio de 1939 no existe ningún documento, ni libro de actas de los archivos de Villoruela ¿Quiénes fueron los que hicieron desaparecer dicha documentación? En el libro de actas de defunciones aparecen con fecha 13 de marzo de 1937 inscritos por el juez Iñigo de la Torre estos 8 fusilados como personas como desaparecidas.


Originales de Ángel Montoro en Jiminiegos36 y Foro por la memoria (Intervíu nº 177, 4-10 octubre 1979). Foto de Xavier Miserachs

Documento original:

https://documentalismomemorialistayrepublicano.wordpress.com/2019/01/27/el-inmenso-rompecabezas-del-horror-fascista-entre-cantalpino-y-villoruela-salamanca/?fbclid=IwAR2Ha_X552tk86E3B4b5WVoA9m1_1gMZc8xnaThBs__Dv2N7eUZ31wr6KUI

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s