Colombian “Peace”: Assassination attempt on peasant & community leader

Translation by D.Breatnach of Castillian (Spanish) language article by José Antonio Gutiérrez D (a Latin American activist based in Ireland) first published in Anarkismo, original at this link: http://anarkismo.net/article/30977) La versión originál en castellano se puede encontrar por el enlace previo.

Friday, May 4, saw the swelling of the growing list of victims in the popular movement in times of “peace”1. In the outskirts of his home, in the El Triunfo neighborhood, in La Guadalosa, in the vicinity of Cartagena de Chairá, Jorge Vega Galvis received seven pistol shots from a group of hooded men, who left him there for dead. By a miracle, he survived to arrive at the local health centre, from which he was sent to hospital in Florencia, the area capital, because of the severity of his injuries. Today, four days after this atrocious crime, he is still unconscious and battling for his life.

 

Jorge is originally from the administrative region of Cesar, from a small town near Poponte in Chiriguaná, where he was born into a humble peasant family, experiencing work from an early age and all kinds of deprivation. So that they would not be eaten alive by the mosquitoes and the midges in the bush, while he was working, he told me once that they had to smear their bodies with petrol and lemon juice, while they worked under the scorching sun. With social ideas instilled in him by his mother, he also knew the meaning of the word solidarity from an early age and while almost a child, he was already participating in the mobilizations for peasant rights.

Jorge Vega Galvis in Monterrey, Cartagena de Chairá, September 2017 (Photograph by José Antonio Gutiérrez D.)

 

 

With the infestation of the Cesar area by paramilitary gangs under the command of Jorge 40 of the AUC,2 Jorge had to leave at the end of the ’90s and head towards Caqueta lands. Little is left of his coastal accent now since he made his home in Cartagena de Chairá, where he makes a living, looking for what is to be had. He works as a taxi driver, sometimes as an electrician, and sometimes on farms. His home is in the midst of a humble shanty town settlement. But in different areas he has stood out as a social leader, promoting the Peasant Workers’ Association of Caguán (ASTRACAMCAG, connected to Fensuagro), being President of the Cartagena de Chairá section; the El Triunfo and Villa Clar neighbourhood, community organizations, and also as a worker attached to the union of motorcycle taxi drivers of the CUT in Cartagena de Chairá. He has also held leadership positions in both the Patriotic March and the Alternative Democratic Pole.

The attack against him is a blow at the heart of the popular processes in Chairá and Bajo Caguán. It is an attack that seeks to continue the disruption of popular processes brought about through the militarization of the region. It is part of the social-murder 3 that is being carried out throughout the territory and which claims the lives of hundreds of social and agrarian leaders. We had already requested, in 2014, that the threats and harassment against Jorge be investigated4. Again in 2016, there were reports of threats received from paramilitaries.

The intimidation directed at Jorge by the troops has been almost continuous. In September 2017, we were suspiciously detained at a military checkpoint in Cartagena de Chairá, in the La Hacienda sector, while returning from visiting trials of peasants. Jorge asked them, “Hey, are not we in a peace process? And you’re doing this …”, to which a soldier, who did not want to identify himself and who covered the insignia of his battalion with a cloth, answered simply,”Of course, that’s why we can do this”5. This attitude, Jorge explained to me, was normal. That night we had to sleep in the house of a peasant in the sector, because the army did not authorize our passage through until six in the morning of the following day, by which we were able to reach the crossing of the Caguán River and reach Cartagena. However, that night we alerted human rights organizations through Fensuagro because we had a well-founded fear that in the darkness of the night, there could be an “attack”.

This time, there was no intimidation: the threats have turned into terrible facts, before the unconcerned gaze, if not complicity, of the civil and military authorities.

It is not enough to ask that Jorge’s life be guaranteed by the authorities. We demand that they stop the bleeding of popular leaders that is happening, if not with their complicity, at least with their connivance and thanks to their calculated lack of action. In addition, it should be noted that with the so-brave militarization of Cartagena de Chairá, the activities of civic and popular organizations take place under constant fear. Guaranteeing the life of Jorge and the other social leaders in the Bajo y Medio Caguán, would lead to ensuring the full return to civil life in the municipality and that the army stops operating what is really a military occupation, in which they act with dictatorial powers.

Enough of this ‘counterinsurgency’ campaign, this militarization and let the parks of Cartagena be free of rifles. Those of us who have had the good fortune of knowing Jorge personally, know how much he has fought for peace with social justice; what a paradox it is now that during the “peace”, they have pulled the trigger to silence him. Certainly, we know that this is not the peace for which Jorge risked his skin. For now Jorge, from your friends and colleagues, we send you a big hug, all our energy and we assure you that we will not leave you alone for a second. We send you strength to keep fighting, mate. Do not leave us.

José Antonio Gutiérrez D.

May 8, 2018

Postscript by D. Breatnach: My information is that Jorge Vega Galvis survived the attack and continues to recover. We wish him a speedy recovery and send our solidarity greetings.

LINK:

https://en.wikipedia.org/wiki/Colombian_conflict

FOOTNOTES:

1DB: The “Peace Process” was about reaching a deal between President Juan Manuel Santos and the Revolutionary Armed Forces of Colombia – People’s Army (FARC–EP) to bring an end to the Colombian conflict. Negotiations, mainly taking place in Havana, Cuba, began in September 2012. A final agreement to end the conflict was announced on August 24, 2016 but a referendum to ratify it was unsuccessful, with a slight majority voting against. Afterward, Congress ratified a revised deal agreed between the Colombian government and the FARC. Critics from the Left and from some human rights groups complain that the standing down of the guerrilla forces is allowing the State’s repressive forces and the paramilitary assassination squads to operate with impunity in areas where they would not have dared to previously (or at least would have been punished by the people’s forces).

DB: Paramilitary drug-trafficking gang with close relationship to the the Colombian Armed Forces (also supported by local big landowners) which attacked FARC and ELN and their civilian supporters.  (For more about “Jorge 40” see link above about Rodrigo Tovar Pupo).

5 JA: Este incidente lo había ya relatado, brevemente, en un artículo previo http://anarkismo.net/article/30570

Advertisements

GOVERNMENT OF ARGENTINA CREATES FAKE TERROR ORGANISATION TO ATTACK POPULAR RESISTANCE

Diarmuid Breatnach

Let us suppose that the Minister of Justice of an Irish Government held a conference with representatives of the Gardaí, the Army and the judiciary. As a result of the conference the Government created a strike force and issued a 180-page report in which the main tendency was the need to eliminate an organisation called the Irish Resistance Movement.

The mass media hails this Report and highlights the danger of the IRM.

However, Left and alternative political activists have never heard of this IRM before but we find that a Traveller activist is named as the spokesperson, Irish socialist and republican organizations are listed as belonging to it, in addition to campaigns against homelessness, the Water Charge and some smaller ones for political prisoners, human rights, civil rights etc. Some of the names of independent political activists also appear on the list.

As proof of the existence of the IRM and who belongs to it, the report shows a crowd demanding the exoneration of the Jobstown defendants, which includes a person whom a large force of police later killed in an attack on himself and a few comrades. A number of ongoing trials still not concluded are also added for good measure.

Then, the Report also claims that the “IRM” contains internationalist solidarity organisations in solidarity with the Kurds fighting ISIS and with the Palestinians and is receiving arms training from ETA.

And the “IRM” is linked to a number of demonstrations which have shut down the centre of Dublin in protest against austerity measures, protest occupations of buildings, etc.

L-R: Minister of Security Patricia Bulrich and Mapuche historian and activist Moira Millán (photos: Internet)

What would we think?

We would probably conclude that the Government was preparing the ground for a massive attack on our organisations of resistance and on the right to protest.

If in addition to the publication of the Report, the Traveller’s spokesperson, which the Minister of Justice claims to be a spokesperson for “IRM”, two months ago had a the body of a mutilated vixen left on her doorstep, we might also think that the Government might be setting her up to be killed.

Demonstration in Argentina in protest at arrest and subsequent disappearance of Mapuche solidarity activist Santiago Maldonado on 1st August 2017. (Photo source: Latin American Media)

The preceding is an approximation of what is currently going on in Argentina. On December 29th 2017 Patricia Bulrich, Minister for Security of the Nation of the Cambiemos coalition Government of Argentina held such a conference with provincial security executives and issued a 180-page report on the danger of “RAM” (“Ancestral Mapuche Resistance”). This organisation has never before been heard of but Bulrich claimed in the Report and in a televised press conference that it is coordinating the activity of a huge number of organisations and is creating a great terrorist threat to the State.

“Resistance is not Terrorism! Freedom for all the Mapuche political prisoners”! (Photo of poster from Anarkismo.net)

Linked to “RAM” she gave a long list of organisations including those of original people and resistance in the areas of trade union, community, socialist and anarchist activity. Support for the Kurds was listed as evidence against some anarchist organisations and other organisations were alleged to be funding and publicising “RAM” while the Colombian FARC was alleged to be giving them military training.

Mapuche demonstration Patagonia January 2017 (Photo: Latin America Media)

The “RAM” may be a fake organisation but the State terror threatened is real.

The Minister publicly named Moira Millan, a Native People activist of the Mapuche, as the spokesperson of this “RAM”. This in the context of the recent killing of one Mapuche activist and the disappearance of Mapuche solidarity activist Santiago Maldonado in August 2017, which events led to demonstrations of Mapuche protest.  Santiago was later found dead.

Millán lives in Patagonia, is a mother and in fact a member of two Mapuche organisations: The March of Native Women for Holistic Living and the Pillan Mahuiza Community. She writes and lectures on the history of the Mapuche, organises meetings in particular of Native women, gives traditional cooking classes, and speaks publicly on the rights of the Mapuche people. Millán has never been charged with any illegal let alone armed activity but last October, the mutilated body of a vixen was left on her doorstep. The message is both an insult — vixen in Spanish is “zorra” and is used as a moral and gender insult, particularly by the Right against female Left activists – as well as a death threat, i.e that her body will be next.

Millán’s reaction to the release of the Report and Bulrich’s press conference was quick and scathing:

“Yesterday, while I thanked the children who voted that the library of School No. 8 Luis Bernet of Parque Chacabuco should bear my name, the Minister of Security, Mrs. Patricia Bullrich, mentions me in her absurd and ridiculous report as the main spokesperson for RAM”, she said, adding that “the lady Minister – Bullrich — continues with her delirium tremens, inventing terrorists where there are none”.

“In her fevered dreams she sees herself, hooded, like the Ku Klux Klan, hunting Mapuches, assisted by the insipid and mediocre Governors of the South,” said Millán.

“Lie, lie but something will remain … ‘The lie has short legs’, says the popular saying: Are you coming for me, Mrs. Bullrich? Why are you afraid of us so much?” asked the Mapuche campaigner.

“Here I am, holding my truth as a weapon, and the wisdom of the Mapu as a shield; they have initiated ‘the hunger games’ and you believe that your government will win; make no mistake, we belong to a people that has been invaded, but never defeated”, concluded Millán.

(See further down for a way to take a few minutes to help)

End.

Links:

Video compilation of Bulrich, Millan, oppression, resistance: https://youtu.be/BIgJVa3d1iA

Original article quoting (in Spanish) Millán’s reaction to Bulrich’s statement and report: http://www.infonews.com/nota/312623/persecucion-a-los-mapuche-moira-millan

Guardian report on disappearance of Maldonado: https://www.theguardian.com/world/2017/oct/06/santiago-maldonado-argentina-election-missing-backpacker

TeleSur video about finding of Maldonado’s body:

YOU WANT TO HELP?

Those who wish to express their concern at this demonisation of resistance, the killing of Santiago Maldonado and to lift the threat of incarceration or death on Moira Millan may wish to write to their local Argentinian Embassy, which is obliged to relate information back from their host countries on attitudes to Argentina.

Embassy of Argentina Dublin: 5 Ailesbury Drive Ballsbridge Dublin 4 Ireland

Phone Numbers in Dublin:
Telephone: (01) 269.1546 – Telephone (Int): +353.1.269.1546

Fax Numbers in Dublin:
Fax: (01) 260.0404 – Fax (Int):: +353.1.260.0404

Email Addresses:

General Email address: eirla@mrecic.gov.ar

Consular Section: secon_eirla@mrecic.gov.ar

Administrative Section: adm_eirla@mrecic.gov.ar

Commercial Section: comercial_eirla@mrecic.gov.ar

Cultural Section: cultural_eirla@mrecic.gov.ar

And Argentinian Ministries:

Minister of Security of the Nation of Argentina is currently blocked (for some reason). The Minister of Justice may be accessed through the Department’s page (see link), then use their email contact system:
http://www.jus.gob.ar/contacto.aspx

Minister of the Interior: info@mininterior.gov.ar

Chief of Ministries: mpena@jefatura.gob.ar

It may also help to outline concerns to the Amnesty International and Frontline Defenders organisations.

 

AGUANTAR Y REÍR — PERO REVOLUCIÓN!

Diarmuid Breatnach

 

Estuve recientemente leyendo sobre el apoyo en Cataluña a la lucha para la independencia de Irlanda en el 1920, inspirado especialmente por la huelga de hambre del Traolach Mac Suibhne (Terence McSwiney), Gran Alcade de Cork y oficial del grupo armado republicano el IRA.  Sabemos también que las huelgas de hambre de parte de presos republicanos irlandeses en el Long Kesh en el 1981, simbolizadas en el personaje del Bobby Sands, también habían impresionados a gente por todo el mundo.

Me encanta leer de las conexiones de la lucha del independismo irlandés con las luchas de resistencia de otros pueblos. El Alzamiento de 1916 en Dublín y la Guerra de la Independencia por todo Irlanda dio inspiración a nacionalistas, republicanos y socialistas revolucionarios por grandes partes del Mundo, influyendo al vietnames Ho Chi Minh, a Nehru (y a Indios mas revolucionarios que el) y a gente en todas las colonias de los estados coloniales como la Gran Bretaña, Francia, España, Portugal, Bélgica, Holanda, Alemania ….. Llegó a tener impacto en cada continente del mundo menos en el de Antartica. Y que lástima que terminó en tan vergüenza sórdida!

Me gustaría comentar sobre la frase del McSwiney “no es él quien puede infligir más, sino quién puede soportar más que vencerá”. Y al mismo tiempo referir a la de otro huelguista de hambre hasta la muerte, 61 años después de la muerte del McSwiney: “Nuestra venganza será la risa de nuestros niños.”

Esas frases de los mártires McSwiney y Sands son interesantes pero hay que leer los en el contexto de sus vidas y de la lucha para la independencia de Irlanda. Demasiadas veces son esas palabras apropiadas por pacifistas o peor, para los que quieren rendir o diluir o desviar la resistencia.

Foto del Traolach Mac Suibhne (Terence McSwiney)
(Fuente de foto: el Internet)

Las historias de ambos hombres lo dejan claro que se habían comprometido a lucha armada contra el imperio británico, McSwiney en el IRA y Sands en el Provisional IRA. Los dos se consideraban soldados de la resistencia nacionalista o republicana. Si no hubieron muertos en la cárcel, estarían por ahí pegando tiros a la policía colonial y al Ejercitó Británico, tratando de matar les y tratando de evitar que les maten a ellos.

La lucha para la independencia de Irlanda 1916-1921 quedó en gran parte derrumbada, tras el Trato de 1921 y la Guerra Civil del 1922-1923. El nuevo Estado Irlandés fusiló a 81 republicanos durante esos últimos años y mató al rededor de 120 ejecutados tras haber les hecho preso en lucha, o secuestrados y asesinados. Muchos tuvieron que huir del país.

Se volvió a lucha en seria en el 1971, pero esta vez casi totalmente confinada a la quinta parte del país, la colonia británica de Los Seis Condados. Y claro, quedó sin éxito, a pesar de enorme bravura y sacrificio por el pueblo a través de casi tres décadas.

Bobby Sands, foto tomado durante su encarcelamiento.
(Fuente de la foto: el Internet)

A los que les dan miedo o les disgusta la resistencia armada, les gustan muchísimo esas frases de Sands y de McSwiney, sacadas de sus contextos.

Guste o no guste, la historia nos repite a enseñar que la resistencia a las fuerzas del imperialismo (y aún, del capitalismo), si va a tener éxito, tiene que pasar a la fase armada en algún momento. Y no es por que les guste la violencia a los de la resistencia si no por que el enemigo no le dará ningún otro remedio. Vendrá con armas, juicios, cárcel para aplastar la resistencia. Así que la única cuestión no es a ver si la resistencia exitosa aquí o ahí le hace falta pasar a la fase armada, si no cual es el momento en que se necesita hacer. Eso es lo que nos dice la historia, creemos lo que nos guste.

NOBEL LITERATURE PRIZE WINNER FAILS TO NOTICE IRONY

Diarmuid Breatnach

Mario Vargas Llhosa was in Barcelona on Sunday as part of a number of people speaking at a pro-Spanish union rally which received coaches from various parts of the Spanish state.  HE DENOUNCED NATIONALISM (Democratic, Catalan) WHILE SURROUNDED BY SPANISH NATIONALISTS AND FASCISTS AND THEIR SYMBOLS (the Spanish unionists were demanding that Spain remain united, insulted Catalan officials, waved Spanish unionist flags and called for a Catalan-elected President to be jailed; Spanish fascists openly displayed fascist Franco-era flags and symbols and gave the fascist salute).

Mario Vargas LLosa Spanish Unity Barcelona 8 Oct2017

Nobel Literature Prize-winner Mario Vargas Llhosa addressing Spanish unionists and fascists bussed into Barcelona for rally against Catalan independence and self-determination (Photo source: Internet)

TALKING ABOUT THE IMPORTANCE OF DEMOCRACY WHILE DEFENDING AN UNDEMOCRATIC AUTHORITARIAN SYSTEM REPRESSING AND DISRUPTING A PLEBISCITE (State police violence leading to nearly 900 civilians injured; ballot boxes and ballot forms seized; elected officials arrested and/ or threatened with jail).

TALKING ABOUT THE IMPORTANCE OF THE RULE OF LAW WHILE IGNORING ILLEGAL ASSAULTS BY STATE POLICE RESULTING IN NEARLY 900 INJURIES (without a single State police officer being even charged or senior officers even reprimanded).

A NOBEL PRIZE WINNER IN LITERATURE IS UNABLE TO DETECT AN IMPORTANT ELEMENT IN WORLD LITERATURE — IRONY (Llhosa was awarded the Nobel Prize for Literature in 2010 for his work examining the corruption of political power and struggle against it — in Latin America).

Una tragedia putumayense en tres actos: entrando al “post-conflicto”

José Antonio Gutiérrez D

 

Acto I -Puerto Bello, Piñuña Blanco

 

El jueves 1 de Junio, a eso de las 8pm, media docena de individuos encapuchados y vestidos de negro, llegan a la comunidad de Puerto Bello, en Piñuña Blanco, armados de escopetas y revólveres.

Pese a que a primera vista podrían parecer meros atracadores, sobre todo por las precarias armas que portan, su modus operandi parece ser el de paramilitares. Cortan las comunicaciones, agrupan a varias personas al borde del río y proceden a robar a personas específicas, sobre todo del comercio. Luego, después de dos horas de aterrorizar al caserío, roban un motor y se van con total tranquilidad río abajo con todo lo robado. Esto ocurre en las mismas narices de un batallón militar en la vereda de La Alea, adscrito a la Brigada de Selva Número 27, así como de la Fuerza Naval del Sur que opera en todo el río Putumayo.

Esta es la segunda acción de este tipo que ocurre en la zona. Hace unos meses, también se había producido una acción similar en la vereda Puerto Silencio. También han aparecido panfletos amenazantes de grupos paramilitares –que vienen avanzando a paso firme desde el occidente de Putumayo- y hasta de un grupo que se hacen llamar “Los de Sinaloa”. Esto ocurre cuando las FARC-EP ya no se encuentran en este territorio, sino que se encuentran concentrados en la Zona Veredal “Heiler Mosquera”, en La Carmelita. Un mal precedente de lo que puede esperar el pueblo de estos territorios de la presencia de la fuerza pública. Hasta los más timoratos reconocen que “estas vainas no se veían cuando las FARC estaban por acá”. En el pueblo corren rumores que, de hecho, la misma fuerza pública no sólo toleraría estas acciones sino que algunos elementos hasta estarían detrás de ellos. Sea como sea, la desconfianza es grande, al igual que la ansiedad.

Esta acción ocurrió apenas un día después de una reunión en la comunidad en la cual se trató el tema de la explotación petrolera y la necesidad de oponerse al intento de la multinacional Amerisur Resources plc –de origen británico- de comenzar tareas de prospección y explotación en la zona, en medio de las comunidades campesinas, de un consejo comunitario afro y de un resguardo indígena. Esta obsesión por perforar la tierra, contaminar los ríos y saquear los recursos es parte de la visión del post-conflicto del gobierno: que las multinacionales vayan ocupando los territorios donde nunca se habían podido meter, porque se encontraban las FARC-EP en ellos. Literalmente, los territorios de presencia histórica de esta insurgencia, hoy están de remate. Para resistir al extractivismo, se está llamando a todas las comunidades del río a una asamblea los días 16 y 17 de Junio en Peneya, cerca de Puerto Calderón.

Soldados del Ejercito Columbiano en Putamyo. A pesar de su presencia los atracadores operan con tranquilidad.

Acto II -Piñuña Negro

El día 2 de Junio, al mediodía, durante una reunión en Piñuña Negro con dirigentes campesinos y líderes de juntas de acción comunal, para tratar el tema de la implementación de los acuerdos de paz entre el gobierno y las FARC-EP, dos helicópteros militares sobrevuelan la reunión. Están sobrevolando por mucho tiempo, hasta que después de una hora y media sobrevolando, deciden aterrizar. “Afuera está el ejército”, nos comenta una señora que estaba en la reunión y que había salido para comprar algunos refrigerios. Salimos a hablar con ellos, pues la gente comienza a ponerse nerviosa. No es para menos. Piñuña Negro ha sido particularmente golpeado por las acciones contrainsurgentes durante el Plan Colombia, ha sido muy militarizado, ha vivido innumerables combates, ha visto muchos muertos y decenas de sus dirigentes han sido arrestados. Desde el 2004, al menos 36 dirigentes sociales han sido arrestados. El Plan Colombia también generó un desplazamiento masivo: de unas 2500 familias que había en el corregimiento al inicio de este operativo, hoy no quedan más de 400. Hoy el casco urbano de Piñuña Negro parece un pueblo fantasma, con casas abandonadas cayéndose a pedazos y un comercio moribundo donde alguna vez hubo de todo. En algunas de las veredas del corregimiento, esto se nota con mucha mayor crudeza: Puerto Tolima alguna vez llegó a tener 100 familias, y hoy apenas tiene 2. No es de extrañar, entonces, que la presencia militar provoque escalofríos en muchos.

Había llegado la armada en esos dos helicópteros; unos 30 militares contra-guerrillas, armados hasta los dientes con fusiles de asalto, mira telescópica, visores, granadas y cada quien con dos revólveres cruzados en el pecho, se paseaban por fuera del lugar de reunión y por el resto del caserío. Parecía que iban a una guerra medio oriental en vez de a dialogar con un grupo de dirigentes comunitarios que estaban realizando una reunión perfectamente legal. La gente miraba desde la distancia lo que está pasando con nerviosismo. Nosotros nos acercamos a hablar con un capitán de la manera más afable posible, tratando de bajar la tensión y de garantizar que la reunión pueda finalizar.

Nos informan que hemos roto un protocolo. Al parecer, la inspectora de Piñuña Negro tiene un acuerdo con la fuerza pública, a todas luces inconstitucional, según el cual no se puede realizar ninguna reunión comunitaria sin previa autorización de los mandos militares y sin la presencia física de un uniformado. Tales disposiciones son propias de las dictaduras militares del Cono Sur, más no así de un país que se dice democrático. Nos pregunta el militar que qué estábamos conversando. Le decimos el objetivo de la reunión y los temas tocados. Parece que la respuesta lo tranquiliza. Era como si esperaba que el objetivo de la reunión fuera otro.

Pregunta a mi compañero que si las cosas estaban tranquilas en Piñuña Blanco. Con sorpresa, le explicamos lo del “atraco”, aunque ellos ya sabían pues las denuncias se habían hecho por la mañana. Además, resulta extraordinariamente extraño que el ejército no haya sabido del “atraco” –que a esa altura lo sabía Raimundo y todo el mundo-, pero que se hayan enterado tan rápido de una reunión comunitaria para irla a interrumpir –y de paso, para acosar y amedrentar a los participantes. El capitán nos dice entonces que anotemos su número telefónico y que en caso de un nuevo incidente, llamemos al ejército porque ellos no vacilarán en llegar a “proteger” a la comunidad. Nos dijo que en esa zona la comunidad los rechazaba y que hasta los “hostigaban”, pero que si la comunidad los llamaba, ellos irían.

Luego nos preguntan si iríamos a Puerto Ospina, donde también la comunidad está adelantando acciones para oponerse a la explotación petrolera en su territorio, también por parte de Amerisur Resources plc. Uno ya va entendiendo por dónde va la cosa.

Acto III -Peneya, Piñuña Blanco

En el último acto, dirigentes comunitarios de Peneya, Piñuña Blanco, nos explican que el sábado 3 de Junio, se habían aparecido los ejecutivos de la Amerisur Resources plc, llamando a una reunión a la dirigencia. Palabras más, palabras menos, le preguntaron a los dirigentes que cuando soltaban la tierrita. A lo cual los dirigentes exclamaron diciendo que eso no era una decisión que podían tomar ellos, sino que correspondía a  la comunidad. Y que la comunidad tiene su evento programado para el 16 y 17 y que entonces tomarán una  decisión informada.

También nos enteramos que, camino a Piñuña Negro, los helicópteros que sobrevolaron la reunión comunitaria, también habían sobrevolado el caserío de Puerto Bello. El mensaje era claro. El día 3 también hubo reunión de la Junta de Acción Comunal en Puerto Bello y la decisión de la comunidad, ante la zozobra generada en los últimos días fue reforzar la organización comunitaria, tender más puentes con otros procesos, visibilizar la problemática del extractivismo y la resolución de la comunidad de defender el territorio. Dentro de esto, se llamó a participar masivamente en la asamblea en Peneya, pedir acompañamiento a los otros movimientos sociales, y a pedir a las autoridades garantías para que la reunión se pueda realizar en paz.

Aun cuando estos tres actos, a primera vista, puedan parecer hechos aislados, pensamos que son parte de una misma tragedia que se viene viviendo no sólo en el Putumayo, sino en todo el territorio colombiano.

 

Ahí donde las FARC-EP abandonaron los territorios, en el marco del proceso de paz adelantado con el gobierno (en el cual, dicho sea de paso, solamente los guerrilleros están cumpliendo su parte del acuerdo), las multinacionales han puesto la mira para adelantar actividades extractivistas y agroindustriales. En esos territorios existía no solamente insurgencia armada, sino también, por decirlo así, una insurgencia social: comunidades en resistencia contra la imposición del modelo neoliberal extractivista, que han buscado activamente participar en procesos amplios por una transformación de las estructuras políticas y económicas del país, así como en la creación de alternativas en su propia realidad local. Para quebrar esta resistencia campesina, indígena y afrocolombiana, la fuerza pública está tolerando, sino patrocinando, una situación de inseguridad y zozobra. Es muy raro que asesinatos selectivos, el aumento de la inseguridad y el avance incontenible del paramilitarismo estén ocurriendo en las mismas narices del ejército más poderoso de América Latina, y que ellos se muestren impotentes para operar en contra de estos elementos criminales. Eso si, muestran gran efectividad cuando las comunidades se organizan para protestar.

¿Qué se busca con esta zozobra inducida? Que la comunidad, en su desesperación, termine por llamar al ejército para que venga a poner orden. Al mismo ejército que ha permitido que esto ocurra. Así ellos llegan por invitación (“llámenos si vuelven a ocurrir incidentes”), como salvadores. Pero detrás de la militarización del territorio, lo que llegará es la petrolera. Eso es lo que realmente buscan, y no la seguridad de la comunidad: lo que buscan es dar garantías y protección a la petrolera para adelantar el saqueo de los recursos, y la consecuente destrucción de la selva. Con el ejército enquistado en los pozos petroleros, como se ve en otras partes del Putumayo ¿quién podría protestar o resistirse? Y como se ve en todos los territorios militarizados, la criminalidad y el paramilitarismo no cesarán sino que ahí seguirán o hasta aumentarán, mientras las multinacionales podrán saquear en paz todo lo que quieran.

La comunidad en Piñuña Blanco está viendo claramente esta estrategia y no se está dejando engatusar. Sabe que la única garantía para que la paz llegue a su territorio es la unidad de los procesos comunitarios, el fortalecimiento de su autonomía, la creación de un verdadero poder popular que pueda, mediante las guardias campesinas y la acción comunitaria, enfrentar las amenazas ante las cuales la fuerza pública se muestra impotente. En estos momentos está claro que la seguridad del pueblo depende de la capacidad del mismo pueblo. Que la defensa del territorio no puede ser impulsada más que por la alianza de campesinos, indígenas y afros, con el respaldo de los sectores urbanos que se hacen solidarios de estos procesos. Por más que uno le dé vuelta al asunto, no hay de otra. Por eso es tan importante que el 16 y 17 las comunidades de Piñuña Blanco no estén solas y que se les tienda una mano solidaria en esa lucha que es la lucha de todos.

 

José Antonio Gutiérrez D.

10 de Junio, 2017

JE NE SUIS PAS CHARLIE (YO NO SOY CHARLIE)

José Antonio Gutiérrez D

Parto aclarando antes que nada, que considero una atrocidad el ataque a las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo en París y que no creo que, en ninguna circunstancia, sea justificable convertir a un periodista, por dudosa que sea su calidad profesional, en un objetivo militar. Lo mismo es válido en Francia, como lo es en Colombia o en Palestina.

Tampoco me identifico con ningún fundamentalismo, ni cristiano, ni judío, ni musulmán ni tampoco con el bobo-secularismo afrancesado, que erige a la sagrada “République” en una diosa.

Hago estas aclaraciones necesarias pues, por más que insistan los gurús de la alta política que en Europa vivimos en una “democracia ejemplar” con “grandes libertades”, sabemos que el Gran Hermano nos vigila y que cualquier discurso que se salga del libreto es castigado duramente.

Pero no creo que censurar el ataque en contra deCharlie Hebdo sea sinónimo de celebrar una revista que es, fundamentalmente, un monumento a la intolerancia, al racismo y a la arrogancia colonial. 

Miles de personas, comprensiblemente afectadas por este atentado, han circulado mensajes en francés diciendo “Je Suis Charlie” (Yo soy Charlie), como si este mensaje fuera el último grito en la defensa de la libertad. Pues bien, yo no soy Charlie.

No me identifico con la representación degradante y “caricaturesca” que hace del mundo islámico, en plena época de la llamada “Guerra contra el Terrorismo”, con toda la carga racista y colonialista que esto conlleva. No puedo ver con buena cara esa constante agresión simbólica que tiene como contrapartida una agresión física y real, mediante los bombardeos y ocupaciones militares a países pertenecientes a este horizonte cultural.

Tampoco puedo ver con buenos ojos estas caricaturas y sus textos ofensivos, cuando los árabes son uno de los sectores más marginados, empobrecidos y explotados de la sociedad francesa, que han recibido históricamente un trato brutal: no se me olvida que en el metro de París, a comienzos de los ‘60, la policía masacró a palos a 200 argelinos por demandar el fin de la ocupación francesa de su país, que ya había dejado un saldo estimado de un millón de “incivilizados” árabes muertos.

No se trata de inocentes caricaturas hechas por libre pensadores, sino que se trata de mensajes, producidos desde los medios de comunicación de masas (si, aunque pose de alternativo Charlie Hebdo pertenece a los medios de masas), cargados de estereotipos y odios, que refuerzan un discurso que entiende a los árabes como bárbaros a los cuales hay que contener, desarraigar, controlar, reprimir, oprimir y exterminar. Mensajes cuyo propósito implícito es justificar las invasiones a países del Oriente Medio así como las múltiples intervenciones y bombardeos que desde Occidente se orquestan en la defensa del nuevo reparto imperial. El actor español Willy Toledo decía, en una declaración polémica -por apenas evidenciar lo obvio-, que “Occidente mata todos los días. Sin ruido”. Y eso es lo que Charlie y su humor negro ocultan bajo la forma de la sátira.

No me olvido de la carátula del N°1099 de Charlie Hebdo, en la cual se trivializaba la masacre de más de mil egipcios por una brutal dictadura militar, que tiene el beneplácito de Francia y de EEUU, mediante una portada que dice algo así como “Matanza en Egipto. El Corán es una mierda: no detiene las balas”. La caricatura era la de un hombre musulmán acribillado, mientras trataba de protegerse con el Corán.

Charlie Hebdo cartoon referring to the attack on Egyptian protesters in which 1,000 were killed.

Charlie Hebdo cartoon referring to the attack on Egyptian protesters in which 1,000 were killed.

Habrá a quien le parezca esto gracioso. También, en su época, colonos ingleses en Tierra del Fuego creían que era gracioso posar en fotografías junto a los indígenas que habian “cazado”, con amplias sonrisas, carabina en mano, y con el pie encima del cadáver sanguinolento aún caliente.

En vez de graciosa, esa caricatura me parece violenta y colonial, un abuso de la tan ficticia como manoseada libertad de prensa occidental. ¿Qué ocurriría si yo hiciera ahora una revista cuya portada tuviera el siguiente lema: “Matanza en París. Charlie Hebdo es una mierda: no detiene las balas” e hiciera una caricatura del fallecido Jean Cabut acribillado con una copia de la revista en sus manos? Claro que sería un escándalo: la vida de un francés es sagrada. La de un egipcio (o la de un palestino, iraquí, sirio, etc.) es material “humorístico”. Por eso no soy Charlie, pues para mí la vida de cada uno de esos egipcios acribillados es tan sagrada como la de cualquiera de esos caricaturistas hoy asesinados. 

Ya sabemos que viene de aquí para allá: habrá discursos de defender la libertad de prensa por parte de los mismos países que en 1999 dieron la bendición al bombardeo de la OTAN, en Belgrado, de la estación de TV pública serbia por llamarla “el ministerio de mentiras”; que callaron cuando Israel bombardeo en Beirut la estación de TV Al-Manar en el 2006; que callan los asesinatos de periodistas críticos colombianos y palestinos. Luego de la hermosa retórica pro-libertad, vendrá la acción liberticida: más macartismo dizque “anti-terrorismo”, más intervenciones coloniales, más restricciones a esas “garantías democráticas” en vías de extinción, y por supuesto, más racismo.

Europa se consume en una espiral de odio xenófobo, de islamofobia, de anti-semitismo (los palestinos son semitas, de hecho) y este ambiente se hace cada vez más irrespirable. Los musulmanes ya son los judíos en la Europa del siglo XXI, y los partidos neo-nazis se están haciendo nuevamente respetables 80 años después gracias a este repugnante sentimiento. Por todo esto, pese a la repulsión que me causan los ataques de París, Je ne suis pas Charlie.

Sobre el autor: José Antonio Gutiérrez D. es militante libertario residente en Irlanda, donde participa en los movimientos de solidaridad con América Latina y Colombia, colaborador de la revista CEPA (Colombia) y El Ciudadano (Chile), así como del sitio web internacional www.anarkismo.net.  Autor de “Problemas e Possibilidades do Anarquismo” (en portugués, Faisca ed., 2011) y coordinador del libro “Orígenes Libertarios del Primero de Mayo en América Latina” (Quimantú ed. 2010). 

A LA REVOLUCIÓN O A LA TRANSICIÓN?

                                            Diarmuid Breatnach

Reflexiones en leer el Editorial GARA Marzo 25 2012 (reflexiones republicadas por mi en enero del 2015 sin me parece necesitar cambiar nada).  Como se atreve uno que ni siquiera vive en Euskal Herria, a pronunciar sobre las tácticas y estrategias de procesos revolucionarios en ese país?  Pues me atrevo por saber algo de la historia del país, de su circunstancias actuales y por querer mucho que los sacrificios de su pueblo tengan éxito.  Y me atrevo por saber algo de la historia del capitalismo y del colonialismo y de la clase obrera en general.  Y me atrevo por que la logica no se confina a un país ni a otro, si no a todo el mundo.

En Marzo 2012 se anticipaba una huelga general en Euskal Herria como parte de huelga general en el Estado Español.  En GARA apareció un artículo que me parecía importante.  Y yo, un “scotus” con algo de sangre de los “vascones”, comenté sobre ello, pero con poquísimas avenidas de publicar en Euskal Herria.

La mayoría sindical vasca, los sindicatos ELA y LAB con algunos otros en manifestación de huelga en el 29 Marzo 2012.

La mayoría sindical vasca, los sindicatos ELA y LAB con algunos otros en manifestación de huelga en el 29 Marzo 2012.

 Gara, Marzo 25 2012:

“……….. Así las cosas, lo peor que le puede ocurrir a una huelga general es que se convierta en un objetivo en sí misma, incluso en un ritual periódico, y no en una herramienta de transformación efectiva de la actual situación. Por ello, resulta importante que el 29M sea un día de fuerte respuesta en Euskal Herria, pero es imprescindible que sea sobre todo el primer día de la construcción de una poderosa alternativa de cambio real.” (GARA)

De acuerdo

El atasco mental que evidencia la izquierda a nivel planetario demuestra que no es fácil articularla, pero sería exigible al menos que la huelga general del jueves dé paso a una agenda sobre la que empezar a construir otro futuro. O, más bien, a dos agendas: una inmediata, de resistencia frente a la sucesión de ataques que se viene produciendo y que sirva al menos para paliar los daños irreversibles que provoca,“ (GARA)

De acuerdo

y otra a medio-largo plazo, que tenga como horizonte el logro de la soberanía vasca, único antídoto efectivo dado que de Madrid y París no se puede esperar otra cosa que no sea ruina, desigualdad, especulación y desmovilización.” (GARA)

¿QUE? ¿Que una nación, en liberarse de la dominación de un estado, solamente con eso se garantiza el escape de los efectos del capitalismo? ¡Des de luego que no, señores! Solamente el socialismo nos puede liberar de tal efectos y aún es posible que tampoco con eso se libre si nos quedamos adentro de un mundo mayoritariamente capitalista.

Una sociedad con derechos y deberes

Estas dos agendas deberían ir en paralelo y alimentarse mutuamente. Argumentar que nada se puede hacer hasta que Euskal Herria sea soberana y renunciar a las capacidades de las que ya dispone en todos los ámbitos sería como caminar mirando solo al horizonte para acabar tropezando en la primera piedra. Del mismo modo, apuntar con la mirada solo al suelo y perder la referencia de objetivos finales también lleva a perder el rumbo…” (GARA)

De acuerdo.

Pero ahora quiero hablar del “agenda a medio-largo plazo”, lo cual, si somos socialistas o comunistas revolucionarios (y tratando de Euskal Herria), debe de tratar de hacer preparaciones para tomar el poder para la clase obrera en esa nación. De eso no habla GARA nada.

Cuando se desea una ruptura revolucionaria con la lucha de la clase obrera de un pueblo, se suele pensar en la huelga general de un día solamente como un etapa, lo mismo que lo a dicho el editorial de GARA. Da carácter popular y obrera a la resistencia, moviliza a las masas, la clase y el pueblo siente su poder, se fortalecen los militantes y el pueblo en lucha contra la represión, se aprenden lecciones de organizar, de movilizar, de lucha….

¿Pero que sería la segunda etapa? Pues de movilizar todavía mas gente y de llegar a un enfrentamiento mas fuerte con el estado y con la clase capitalista… ¿Por qué? Por que el objetivo es tomar el poder – un acto revolucionario, no una transición a algún nuevo capitalismo nacional.

Dependiendo de los acontecimientos, en esa situación ante-revolucionaria, se podría ver algunos de una variedad de tácticas, incluso a todos. Huelgas generales de tres días, de semana o más largo todavía, manifestaciones, desobediencia civil, barricadas, kale borroka, responder a la represión con devolver la agresión en contra de los agentes de la misma. Y en cuando se pueda, pasar a la insurrección.

Bueno, el liderazgo de la IA ya ha dicho que no se puede tener lucha armada. Entonces será difícil imaginar como se va a pasar a la insurrección, pero no difícil imaginar como las fuerzas de la represión van a responder y, si esos sean los únicos que tengan las armas, como va a terminar el asunto.

Pero armada la insurrección o no, está claro que ninguno de los dos estados, el francés ni el español, van a sentarse en sus manos y hacer nada. Claro que no – lo van a tratar de impedir, a luchar con dientes y garras.

¿Sería la clase obrera y el pueblo Vasco capaz de resistir la represión militar de esos estados, con sus soldados y policía, sus tanques, sus aviones? En lucha directa, el uno en contra del otro, no, que va. Y los estados serían capaces de bombardear las ciudades para aplastar la revolución – lo verían mejor eso que perder una zona de sus estados y de explotación, y además con la reconstrucción después, algunos capitalistas van a tener un bonanza.

Pues, si es así, el movimiento revolucionario tiene que mantenerse preparado a que llega un tiempo en que el estado no sería capaz de usar las fuerzas armadas. Solamente hay dos situaciones en que eso sucedería: invasión de otro país al estado o guerra civil. Si las situaciones dentro de los estados español y francés fueran tan graves que no eran capaces de enviar sus fuerzas armadas a aplastar la gente en Euskal Herria, entonces si que sería capaz de tener éxito la revolución Vasca, con ellos haciendo frente a las fuerzas represivas locales que no se rindieron.

La lógica de este planteamiento es no solamente que hay que hacer preparaciones para ir mas allá de la huelga general a la insurrección, si no que se debe de ayudar al proceso de resistencia en el resto de los estados, en todos lugares pero especialmente en el centro del Estado Español – en Castilla!

Fin